domingo, 27 de noviembre de 2011

Feliz aniversario

El blog está a punto de cumplir un año. Jamás me hubiera imaginado llegar hasta aquí. No sé qué me ha gustado más, si relatar historias o descubrir gadgets y jugar con los botones y los colores. El blog nació como algo secreto, hasta que salió destacado en La Vanguardia y perdí el anonimato. A cambio, 103 personas diferentes entraron en tan solo ocho horas y estuvieron un promedio de quince minutos leyendo relatos. Fue el día de gloria para este humilde rincón de Internet.

Tampoco hubiera imaginado nunca que podría fidelizar a lectores que no conozco. Os doy las gracias por leerme, me ilusiona. Y a los que sí me conocéis también os doy las gracias: a los que entráis de vez en cuando, a los que comentáis, a los que no decís nada, a los que me habéis descubierto, a los que luego me enviáis un correo, a los que habéis metido aquí a toda la familia ...

El blog me ha dado la oportunidad de intercambiar unas bonitas palabras con una joven promesa del dibujo artístico, por ejemplo, o de conectar emocionalmente con otras personas por un instante, compartiendo pensamientos, recuerdos o emociones comunes. Gracias por enriquecer lo que escribo con vuestras aportaciones.

También han entrado personas buscando relatos de todo tipo de cosas que no voy a poner aquí para no dar más motivos a Google para posicionarme bien con esas palabras. No encuentran lo que buscan y se van, así que, como a estas alturas del post ya no estaréis leyendo estas líneas, dejadme que os diga que estáis fatal y que os lo hagáis mirar. Sólo perdono al que entró buscando a "meri en pelotas" (llegué a estar en primera posición en el buscador para esa expresión, ¿os lo podéis creer? ... cosas del algoritmo de Google ... y de las historias que me ha dado por escribir en algunos momentos, todo hay que decirlo). Bueno, pues a éste le perdono porque, a pesar de no haberse topado con la Meri que buscaba ni de haber visto lo que le hubiera gustado ver, se quedó enganchado leyendo relatos. Supongo que, ateniéndonos a lo que escribo, el blog no deja de ser, a su manera, la exposición de una Meri en pelotas.

En fin, que hasta aquí he llegado. Con sorpresas, emociones y anécdotas varias. Un viaje hasta el fondo de mi corazón, que ha removido mis recuerdos y mis sentimientos más personales para inspirar todo lo que escribo. Y sin expectativas, sin propósitos, sin aspiraciones, lo que venga a partir de ahora, pues ya se verá. Feliz cumpleaños, blog.

(originalmente publicado el 23 de Marzo de 2011)

Cambio de URL

He cambiado la dirección original de mi blog. Antes era http://meriescribe.blogspot.com/ y ahora es http://losrelatosdemeri.blogspot.com/.

Estoy triste. Me da mucha pena dejar meriescribe. Era la original, la primera que creé. Me parecía bonita. Corta y sencilla pero contundente: yo, Meri, me he decidido a escribir. No puedo creer que me haya lanzado a cambiarla. Yo, que soy tan cuadriculada, metódica, disciplinada y fiel. Yo, que arriesgo cero.

Inicialmente quise poner relatos de meri, para que fuera igual que el título. Pero no estaba disponible. Me sugerían meri-relatosdemeri o relatosdemeri-meri. Demasiado larga y repetitiva. Total, que ahora he descubierto que si ponía el artículo delante sí que podía coger esta url. Un poco tarde pero en fin. Las razones del cambio las dejo para mí pero me da mucha pereza esperar a que me vuelvan a indexar. Bueno, paciencia. Incluso me da palo avisar a los cuatro conocidos que saben de la existencia del sitio, así que no lo haré. Será como empezar de nuevo. Vuelvo a tener un blog completamente secreto y eso me gusta. Supongo que hay que ver la parte positiva de los cambios :-)

(originalmente publicado el 18 de Junio de 2010)

lunes, 21 de noviembre de 2011

Amigos

Hacía tiempo que no nos veíamos. Pero nos sentamos a cenar y pareció como si el tiempo no hubiera pasado para nadie. Físicamente sí, claro. En ellos se detecta rápido la presencia de más canas, se perciben algunos quilitos más, alguna arruguita. En ellas también, aunque a todas les sienta bien el paso del tiempo, todas están mejor. Pero en la relación, al conversar ... es como si fuera la semana pasada que uno me dejaba sus apuntes o el otro me contaba sus problemas.

Z es la mejor. Una persona increíble. Fuerte, luchadora, tan atenta con los demás y siempre con la sonrisa puesta. Suerte tuvimos de ella, el motor de la cena. L está radiante. Fue la más guapa de la clase. Y lo sigue siendo. Elegante y con muy buen gusto para elegir su vestimenta, pero además simpática y sociable. Y qué decir de R. Mi ángel de la guarda, el amigo que me rescató en lo que fue mi peor momento profesional y se mostró tan comprensivo y tranquilizador conmigo ... otro encanto de persona. C y MC, mis otras amigas. Siento que me aprecian mucho y sus sentimientos son totalmente correspondidos por mí: me sabe mal cuando lo pasan mal, sufro cuando ellas sufren y me alegro de corazón cuando las veo contentas.

I es única. Divertida y con un anecdotario encima que daría para un guión entero de Almodóvar. Tan independiente y emprendedora pero a la vez tan sensible e inocente. Entrañable. P es la chispa del grupo. Estuvo desaparecido durante mucho tiempo pero gracias a J, el otro con el que se reparte el papel de protagonista, pudimos conseguir que viniera. Soltero, alocado y divertido pero centrado y responsable a la vez, con un buen trabajo, con todas las chicas que quiere y como de costumbre: la envidia de algunos de los casados. Aunque es probable que él también haya pensado en cambiarse por ellos en algunos momentos.

J es el otro centro de atención. Con una inteligencia superior a los demás (no todo el mundo es capaz de sacarse Económicas, Derecho, una licenciatura de segundo grado y un master MBA en Esade), hiperactivo, hablador y chistoso. Gracias a J y P la velada resultó una espiral de risa contínua, como en los viejos tiempos. Y quedan J y M. En toda pandilla de amigos siempre hay algunos a quienes se les despierta la química más allá de la amistad. Y ellos son la única pareja que ha sobrevivido a esas explosiones de amor que hubo en el grupo. Tan discretos y prudentes los dos ... a los ojos de quienes tienen una personalidad más arrolladora, un buen par de sosos, tal para cual.

Me encantó fundirme en abrazos con algunos de ellos. No suelo abrazarme con nadie que no sea mi pareja o mi familia. Y uno necesita de vez en cuando esos abrazos también. Allí no hubo falsedades, ni voluntad de trabajarse a nadie como contacto, ni tensión sexual ni de ningún tipo. Al menos a mí no me lo pareció. Allí hubo un enorme cariño. Un aprecio fruto de una relación de muchos años. Allí hubo amor. Amor de amigos.

Dedicado a mis amigos de la universidad, con todo mi cariño.

P.D.- Hubo amor ... y humor del bueno. El TOP3 de la cena, para la posteridad:

TOP3. "Carlos, que nos venimos a Miami". Dicho por J, en representación de todos, mientras grabábamos un vídeo para comunicarle a Carlos -el listo de la clase, el que ahora mismo está supercolocado en una superempresa en Miami-, que nos vamos a verle en breve porque nos dimos cuenta de que no hicimos viaje de fin de curso. Y va a ser un auténtico viaje de fin de carrera, así, literalmente, porque van a eliminar los estudios que hicimos, con lo que ciertamente nuestra carrera llega a su fin: desaparece. "Esto va a ser fácilmente un trending topic" -coletilla de J refiriéndose al improvisado vídeo.

TOP2. "- Tu cara me suena, ¿estudiaste en el Sagrado Corazón? - No, estudié en Madrid". Conversación entre I y la Infanta Cristina de Borbón en una fiesta de niños del colegio al que asisten sus hijos.

TOP1. "Pero bueno, ¿aquí hemos venido a follar o a cantar villancicos?". Frase de P, mientras se ponía encima todos los artilugios luminosos y de colores que le trajo uno de sus ligues -una product manager de una conocida marca de preservativos y juguetes para adultos- en una noche loca de las suyas.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Escapada romántica al Monasterio de Piedra

Existe un lugar cerca de aquí, en medio de las desérticas tierras de Los Monegros, donde los árboles aparecen de repente formando un gran bosque. Un bosque con senderos señalizados para pasear y con grutas bajo tierra para explorar. Un recorrido de aproximadamente dos horas en el que sólo nos acompañan los pájaros y el sonido del agua cayendo de las cascadas que vamos encontrando a nuestro paso.

El denso bosque de ribera que se establece junto a los ríos y lagos se compone de varias especies, que se instalan más o menos próximas a la orilla según su tolerancia a las condiciones de encharcamiento del suelo: en las zonas más encharcadas viven los sauces, más lejos de la orilla -en zonas influidas por las aguas freáticas (corrientes subterráneas)- se instalan los chopos y los olmos colonizan los niveles superiores.

Un lugar precioso para hacer una escapada romántica en pareja y disfrutar de la naturaleza y la paz que irradia este rinconcito de nuestra geografía.

Recomendaciones prácticas:

ALOJAMIENTO
En el Monasterio de Piedra, situado en el mismo recinto que el Parque Natural del Monasterio de Piedra. Un hotel de tres estrellas bonito, limpio y acogedor, con sólo sesenta habitaciones en el que se respira silencio por todos los pasillos y salones. Es uno de los hoteles incluídos en las cajitas "SmartBox".

DÓNDE COMER
En el mismo hotel, en el Restaurante Reyes de Aragón. El hotel también dispone de un bar-cafetería en el que sirven bocadillos y pizzas. Existe un tercer restaurante en la zona pero no recuerdo el nombre. En el recinto también hay una extensa área de picnic (el Parque es un lugar de escapada de fin de semana durante todo el año para muchas familias que viven cerca).

QUÉ HACER
- Perderse por el Parque Natural del Monasterio de Piedra. Si vas en primavera, además del paseo podrás contemplar un espectáculo de aves rapaces.
- Hacer una visita al Monasterio de Piedra (una parte es hotel pero otra parte es el propio monasterio rehabilitado). Cada hora se hacen visitas guiadas.
- Sentarse en cualquier sofá del hotel a leer la prensa durante hora y media, y disfrutar del sonido de las páginas del periódico que se van pasando, el único ruido que vas a oir en todo el hotel.

Más info: http://www.monasteriopiedra.com/

Recomendaciones extras:

A la ida, puedes parar a comer en el Mesón La Dolores, en Calatayud. Es uno de los restaurantes incluidos en las cajitas de "La vida es bella" (Gastronomía para dos) y recomendado en la Guía Michelín. Se trata de un mesón-hospedería ubicado en una casona de los siglos XV y XVI con la clásica estructura renacentista aragonesa. Su cocina casera es exquisita y en el menú degustación os deleitarán entre otros con su delicioso ternasquito asado con patatas al horno.
Más info: http://www.mesonladolores.com/

A la vuelta, podéis ir a visitar el Monasterio de Rueda (en Sástago), que queda relativamente cerca y también fue fundado por la órden del Císter (como el Monasterio de Piedra). La visita al monasterio es guiada y en el recinto también hay un hotel (de cuatro estrellas) y un restaurante en el que podéis comer un exquisito menú por 25 euros.
Más info: http://www.monasteriorueda.es/

Si buscas encontrar esa paz, esa tranquilidad y esa soledad imposibles de conseguir en unas vacaciones en pleno mes de agosto, entonces cógete un par de días de fiesta entre semana de un mes como noviembre: entre semana, un lunes y un martes de principios de noviembre y encima lloviendo (tiene su encanto ver el Parque cuando chispea) ... Nadie. Vas a estar en armonía total con el entorno.

Si quieres ver algunas fotos tanto del Monasterio de Piedra como del Monasterio de Rueda puedes clicar aquí.

Hoteles en Atrapalo