jueves, 10 de julio de 2014

Algo pasa con Meri

Pues sí. Algo pasa con Meri. O más bien con Relatos de Meri. Hace cuatro años, coincidiendo con la decisión de dedicarme más a mi familia, empecé a escribir relatos, opiniones y recomendaciones en un blog personal. A veces escribía reflexiones relacionadas con mi sector de actividad profesional. Eran pocas y, por si acaso, las separé en otro blog, Con ojos de marketing.

Y como decía, algo pasa con Meri. Y es que estoy idiota perdida de felicidad. Y la razón está en los datos.

Si alguien me hubiera dicho hace cuatro años que una afición personal llegaría hasta aquí no me lo hubiera creído. El primer mes de su existencia el blog registró 30 visitantes únicos ...

Escribir me gusta. Pero el blog fue la excusa para forzarme a experimentar en Internet, a diseñar formatos (en realidad creé 5 blogs), a descubrir redes sociales y herramientas de análisis y seguimiento (Blogger, Google Analytics, LinkedIn, Twitter, SlideShare, iPerceptions, SocialBro ...), a leer libros y artículos relacionados con el marketing online, a resumirlos para retener mejor los conceptos ... Es importante que lo haya hecho, ése es mi "flotador profesional". Pero también me ha gustado hacerlo.

¿Y qué he descubierto? Aish! Qué chulos mis descubrimientos ...

En primer lugar, que a la gente nos va la marcha. Nos gusta el subidón de adrenalina de las atracciones. Pasamos miedo pero nos mola. La sección que dedico a Portaventura es el "producto estrella" del blog. O el "engaging content". Qué gente más motivada que viene a visitarme, en serio. Da gusto. Es lo que más visitas me da, más comentarios, más fidelidad ... Si lo monetizara de alguna manera ya sería la leche. Bueno, todo se andará ...

¿Qué más he descubierto? Que nos encaaaanta sentirnos enamorados. Ay el amoooooooorrrrr ...

Pues sí. Ese sentimiento que mueve el mundo y que mueve montañas! Y que nos lleva a fantasear con escapadas románticas y planificarlas con tiempo: Ibiza, Formentera, Gijón ... y el Monasterio de Piedra!! Es que el rollo monasterio, con el silencio y tal, a juzgar por las visitas creo que nos pone bastante.

Así que las escapadas románticas en pareja a distintos destinos se llevan el segundo premio. Por cierto, palabra clave a trabajar (escapadas románticas) obligatoria si tienes una casa rural o un pequeño hotelito con encanto.

Pero aún hay más. Mis críticas de teatro y espectáculos son la tercera piedra angular. Antes de ir al teatro, nos metemos en Google para conocer opiniones sobre la obra, y valoramos mucho las de las personas corrientes, como nosotros, aunque no dejemos de leer lo que dicen los grandes medios sobre lo que queremos ir a ver.


Y finalmente, el relato estrella: Mi primera vez. Treinta y cuatro millones de resultados de búsqueda en Google para "mi primera vez a los 12" y estoy en primera página. Pues me da unas cuantas visitas, sí. A buena hora le busqué un título picarón al relato sobre la primera vez que me fijé en un chico ...


Debo ser la única persona del mundo que agradece a Google los not provided porque a veces era asqueroso leer las palabras clave con las que algunas personas llegaban hasta el blog. Hay gente que está muy mal y hay gente que está aún peor. Aunque mirando lo positivo, he descubierto cosas que no sabía ni que existían. Siempre he sido muy inocente, así que incluso esto me ha supuesto aprendizajes :)

En fin. Tenía ganas de compartir esto aquí, que me tiene muy contenta. Profesionalmente he vuelto al ruedo pero llevo proyectos pequeños, que me permiten compatibilizar muy bien mi familia y mis inquietudes. Y mantengo los blogs. Por cierto, si queréis saber cómo conseguí pasar de una página que hablaba de un tema específico de interés para un determinado público, a tener, al cabo de tres años, una sección dedicada a ese mismo tema que hoy registra más de 4.000 páginas vistas al mes, os lo cuento aquí:

Aumentar las visitas de la web conociendo mejor a los visitantes.
Ojalá que le sirva a alguien de inspiración. Y con eso me despido, que paséis un feliz verano ;) !!